El pasado 12 de junio se celebró el Día Europeo contra el Cáncer Oral. El Atlas de la Salud Bucodental recoge que, en España durante el 2021, se diagnosticaron 8.188 casos de cáncer oral, con un 75% de diagnósticos tardíos. La alta tasa de mortalidad de esta enfermedad coloca al cáncer oral entre los 10 más comunes.

El Dr. Óscar Castro Reino, presidente del Consejo de Dentistas, enfatiza la importancia del diagnóstico temprano para aumentar la tasa de supervivencia al 90% y los dentistas jugamos un papel clave en este aspecto.

Durante las revisiones dentales, debemos evaluar minuciosamente la cavidad oral y detectar posibles anomalías como úlceras, bultos o manchas. En caso de sospecha, podemos recomendar pruebas adicionales, como una biopsia, para obtener un diagnóstico definitivo.

Es preocupante que tres de cada diez españoles nunca hayan oído hablar del cáncer oral y desconozcan sus factores de riesgo y signos de alarma. Por esta razón, es importante concienciar a los pacientes sobre estos aspectos y promover hábitos saludables, como una buena higiene bucal y revisiones regulares.

Entre los factores de riesgo más comunes se encuentran el consumo de tabaco y alcohol, la exposición solar sin protección, el virus del papiloma humano (VPH), una alimentación poco saludable y una mala higiene bucodental.

Asimismo, es fundamental realizar autoexploraciones de la cavidad bucal a partir de los 40 años, cada seis meses, y así detectar posibles anomalías, aunque estas no deben reemplazar las visitas periódicas al dentista.

Los síntomas y signos de alarma más comunes incluyen manchas blancas o rojas en la boca, úlceras que no se curan en dos semanas, dolor o dificultad para tragar, hablar o masticar, y dolor persistente en un solo oído.

La detección precoz marca la diferencia en la tasa de supervivencia del cáncer oral, por lo que es necesario derivar a especialistas para el tratamiento adecuado, si fuera necesario.

 

 

X